Category : Historiadores

Historiadores

“Espía se ofrece”: Espionaje, Guerra Fría y presencia norteamericana en Chile (1964-1970), por Javiera Soto

camelot_cabecera

Entre 1964 y 1970, y en plena Guerra Fría, en Chile se llevó a cabo una serie de acusaciones de espionaje contra organismos estadounidenses. A partir de estas acusaciones, mi investigación establece cuáles fueron los discursos que sobre Estados Unidos se produjeron, reforzaron o difundieron en la esfera pública chilena, y a partir de ello, establezco cómo estos discursos articularon lo local con lo global, al tiempo que se utilizaban para abordar tensiones propias del acontecer nacional.

Leer más
Historiadores

Historiadores, crímenes de guerra y derechos humanos

historians_ice

* Kathrina Gulliver. Meet the Historians Who Track Down War Criminals for the U.S. GovernmentTime (Marzo 17, 2015).

El cargo de Mark Shaffer es “Agente especial”. Él trabaja en una unidad principal de un departamento que rastrea criminales alrededor del mundo, muchos de los cuales han escapado a lo largo de los años y las fronteras. Recientemente, su departamento hizo noticias en los medios porque lograron rastrear exitosamente a posibles criminales de guerra bosnios que habían huido hacia Estados Unidos. Sin embargo, y pese a su perfil de actor de película de acción, él trabaja con un grupo de personas cuya reputación suele ser menos ruda: los historiadores.

Leer más
Historiadores

¿Preguntas, dudas? Una semblanza de Jeffrey Klaiber S.J. (1943-2014), por Javier Puente

klaiber_semblanza
Hace algunos años, don César Gutiérrez Muñoz me permitió acceder a leer las diferentes entregas de los Cuadernos del Archivo de la Universidad. En ellos, nuestra Casa de Estudios – a través de sus miembros – rinde homenaje a aquellas personas que con su vida y obra han marcado verdaderos hitos en nuestro derrotero institucional. Mediante estas líneas quisiera contribuir a aquel reconocimiento que los más jóvenes tributamos a quienes guían con su luz nuestro camino, anotando un comentario personal sobre un querido profesor de la especialidad de Historia.

Jeffrey Klaiber – Jeff, como le dicen sus amigos cercanos – nació en Chicago, el 11 de Enero de 1943. Proveniente de una familia donde la religión ocupó un lugar importante, sintió el llamado de Dios e ingresó a la Compañía de Jesús el año 1961, orden religiosa en la que sería ordenado sacerdote en 1974. Su formación académica la realizó en la Universidad de Loyola (Chicago) y en la Universidad Católica de América (Washington, D.C.), donde obtendría el grado de doctor en Historia con una tesis sobre el APRA. Como jesuita, de la Provincia de Chicago, tuvo una relación cercana con el Perú, y a ello se debe su temprano interés por nuestro país. Vino por primera vez al Perú en 1963, regresando en 1976 para establecerse permanentemente, del cual se ha alejado en contadas oportunidades pues hoy es prácticamente un compatriota más.

Leer más
Historiadores

El dilema del historiador y los riesgos de escribir la historia del presente

Uno de los cursos que llevé durante mi formación como historiador fue uno relacionado con la ética para el historiador. Dictado por un profesor al que estimo mucho, en ese entonces el curso no terminó siendo lo que yo esperaba. En teoría –en teoría– se trataba propiamente de una actividad, con creditaje mínimo, donde se expondrían los problemas éticos que enfrentamos los historiadores en nuestra profesión. El momento era propicio: no hacía mucho –estoy hablando de fines de los años 90s– se habían producido algunos casos de plagio e incluso uno de ellos había llegado a instancias judiciales. Sensacionalismos aparte, una conversación y análisis de dichos casos nos permitiría exponer, de manera concreta y práctica, los límites y fronteras de nuestra labor como investigadores.

Pero ello no ocurrió, y buena parte del contenido de la clase estuvo dedicada a leer encíclicas papales. O yo ignoraba que Su Santidad hubiese escrito en algún momento algún tratado de historiografía o algo no funcionaba. Dado que el perfil del curso no daba señas de cambiar, me puse en modo vegetativo por el resto del semestre, lo necesario para pasar el curso con el mínimo aprobatorio y sumar esos dos créditos al total necesario para egresar. Mi vínculo con la historiografía y con el análisis de la ética y las responsabilidades de los historiadores e historiadoras estaba severamente dañado.

Luego me percaté que el contenido del curso tenía cierta lógica. Después de todo, la ética está asociada con los límites que le asignamos a ciertas responsabilidades y funciones de una determinada profesión en un determinado momento. Y hacia fines de los 90s, nuestras funciones y responsabilidades como historiadores en el Perú parecían muy limitadas (básicamente trabajar con documentos escritos por personas en épocas que ya habían desaparecido hace una buena cantidad de años, para tranquilidad nuestra). Entonces, cursos como Deontología eran más útiles para médicos, abogados y arquitectos. Los historiadores éramos inofensivos y bastaba un par de encíclicas para mantenernos en vereda.

Casi una década después, mientras trataba de adaptarme al ritmo del primer ciclo de doctorado, vine a caer en cuenta de cuán amplios eran los límites que la Deontología le aplicaba a los historiadores en otras partes del mundo. Ya no se trataba solo de plagio, sino de otro tipo de conductas inapropiadas que ponían en riesgo la carrera de quienes las llevaban a cabo sino a la profesión en sí, como lo señala el libro Historians in Trouble (2004), de Jim Wiener, uno de varios sobre este tipo de casos. A medida que las expectativas del gremio han respondido a los desafíos de años recientes, los límites de lo que se puede/debe hacer o no también han cambiado. Y uno de los desafíos más importantes que se plantean para los colegas de todas partes del mundo (y no solo del hemisferio norte) es el de escribir la historia reciente.

Heather Ann Thompson, profesora asociada del Departamento de Historia de la Temple University, ha escrito un notable ensayo donde coloca esta problemática desde su propia experiencia. Al estudiar un evento reciente, como la revuelta que se produjo en la prisión de Attica en 1971, ella tuvo que abordar el tema desde una perspectiva distinta a la que quizás hacemos la mayoría de historiadores: se trataba de un caso polémico en el cual los actores seguían vivos y se podía conversar con ellos. De modo que esa búsqueda la obligó a enfrentar problemas que en las escuelas y especialidades de Historia aun no enseñan, y que se terminan aprendiendo sobre el terreno. Esta es la traducción completa de su ensayo.

Leer más
Historiadores

Natalie Zemon Davis y la pasión por la Historia

davis_pasion_cabecera

Quizás haya escuchado el nombre de Natalie Zemon Davis en las últimas semanas. Es posible que sea porque no hace mucho recibió la National Humanities Medal de manos del Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, como un reconocimiento por “sus reflexiones en el estudio de la Historia y por su precisa elocuencisa al traer el pasado hacia nosotros”. Se trata de un muy merecido galardón a una historiadora que ha dedicado su vida a llevar la historia fuera del ámbito académico, manteniendo la rigurosidad y el análisis que han reducido la brecha entre pasado y presente.

Ella se hizo más conocida al darnos a conocer el caso de Martin Guerre, el campesino que tuvo que probar su identidad para desenmascarar a un impostor que se había casado con su esposa. El regreso de Martin Guerre -que puede ser leído aquí en [scribd]- fue escrito a partir de la asesoría histórica que Davis prestó a la película del mismo nombre, estrenada en 1982 (véase la película en [YouTube]).

En el presente texto, N.Z. Davis cuenta cómo un desafortunado incidente con el FBI la llevó hacia los libros raros y a darle un nuevo sentido a su propia investigación.

Leer más
1 2 3 4 30