Especiales Historiadores

Egipto: un siglo de revoluciones (1919-2011)

Compartir en Facebook
Twittear
Share on Google+
Share on LinkedIn
Pin to Pinterest
Share on StumbleUpon
+

Mubarak ha caído. El pueblo egipcio, tras casi tres semanas de protestas en las calles, ha logrado finalmente sacarlo del poder luego de treinta años. Lo que comenzó como una réplica de lo ocurrido en Túnez adquirió rápidamente una dinámica propia y masiva, en una impresionante demostración de organización y logística. De los aspectos más saltantes de esta revolución podríamos mencionar su naturaleza pacífica, aun pese al desesperado intento de Mubarak por aferrarse al poder cuando ya no gozaba del respaldo popular.

Contrariamente a lo que podemos pensar, la revolución de Egipto que se ha desarrollado estos días no es un hecho aislado. En realidad, la historia de Egipto se encuentra marcada por importantes movimientos sociales, que en su fase moderna pueden rastrearse hasta los años posteriores a la Primera Guerra Mundial y que han continuado a lo largo del siglo XX.

Para brindar un contexto más apropiado a esta revolución de 2011 he traducido parte del artículo de Omnia El Shakry, especialista en Historia del Medio Oriente. Aquí, ella explica la dinámica de cada una de estas revoluciones -1919, 1952, 1974- y los diversos objetivos que se buscó conseguir en cada una de ellas. Ahora que la chispa de la revolución se ha extendido por Medio Oriente, es importante conocer la historia política de cada uno de estos países, de modo que descartemos los prejuicios que se han impuesto sobre esta región, al caracterizarla como ‘fundamentalista’ o incapaz de emprender cambios por sí misma.

 
 
Las tres revoluciones de Egipto. La fuerza de la historia detrás de este levantamiento popular

Cuando comenzó la protesta en Egipto este 2011, escuchamos expertos en media, amigos y colegas en apuros buscando metáforas adecuadas para describir las protestas masivas y la revolución en Egipto. En la medida en que la ‘historia’ ha sido utilizada en estas discusiones, esta ha sido empleada para señalar una repetición o una analogía. Así, el Muro de Berlín, la Plaza de Tiananmen, la primera Intifada en Palestina, la Revolución de Irán, la Comuna de París, la Revolución Francesa, así como los propios movimientos de Egipto de 1919 y 1952 han sido invocados en esta oportunidad. Sin embargo, ¿hasta qué punto estas comparaciones ocultan más que revelan? En realidad, uno podría decir que uno de los aspectos más sorprendentes de las actuales discusiones  en torno al Egipto de Mubarak es precisamente la ausencia de un sentido real de la historia. De ahí que no baste con llenar este vacío con comparaciones retóricas y licencias poéticas.

Mientras la comprensión del proceso de privatización, la marginalización de la economía, y el ajuste estructural que conocemos como ‘neo-liberalismo’ es vital para entender el desarrollo de los eventos, particularmente en términos de la existencia de amplias desigualdades y el empobrecimiento de la población, el solo enfoque del neo-liberalismo deja de lado la histórica relación entre gobernantes y gobernados en Egipto. ¿Qué forma tendría una perspectiva de larga duración y que profundice en una visión estructural de estos recientes eventos en Egipto? Centrándome en la protesta popular y la movilización en Egipto en 1919, 1952 y 2011, paso a explicar en las dinámicas internas así como en las discontinuidades entre cada una de estas revoluciones, a las que denomino: nacionalista, pasiva y popular, respectivamente.

Para leer el artículo completo, haz click aquí. Otros artículos sobre la historia de las revoluciones árabes aquí.

Compartir en Facebook
Twittear
Share on Google+
Share on LinkedIn
Pin to Pinterest
Share on StumbleUpon
+
José Ragas
Soy Ph.D. en Historia por la Universidad de California, Davis y Mellon Postdoctoral Fellow en el Departament of Science & Technology Studies en Cornell University. Mi investigación se centra en la formación de sistemas biométricos y tecnologías de identificación. Para conocer más sobre mis investigaciones, pueden visitar mi perfil o visitar mi website personal: joseragas.com.
También te puede interesar
Kennedy, Oswald y nuestro Ministro del Interior
postular_becas_cabecera_blog
Cómo postular a becas de investigación