Category : Especiales

Especiales

La historia de las armas químicas (1899-2013)

Con los crecientes rumores del posible uso de armas químicas en Siria, la opinión pública parece haberse dado cuenta de lo que viene ocurriendo en dicho país, y dado un respaldo tácito a cualquier actividad que pueda poner fin a dicha guerra interna.

Como lo explica Roger Zuzunaga:

La máxima potencia mundial está convencida de que el régimen sirio ha usado armas químicas contra civiles. Ocurrió el pasado 21 de agosto en un suburbio del este de Damasco dominado por los opositores. Según los rebeldes, perecieron más de 1.300 personas en esa acción. El viernes, Washington aportó una cifra más precisa: 1.429 muertos, entre ellos 426 niños. (“La represalia controlada”, Internacional, suplemento dominical de El Comercio, 1 de setiembre de 2013, p. 5)

El rechazo de la opinión pública internacional hacia las armas químicas y los rumores sobre su uso por parte del Gobierno sirio o de los rebeldes se sostienen en un siglo de prohibiciones hacia este tipo de armas y el uso de estas no solo en campos de batalla sino en espacios públicos, como ocurrió con el gas sarín en Tokio. Asimismo, las series de TV utilizan esta amenaza de forma repetida, llevando a que este miedo se vuelva parte de la cultura popular, como en el pasado lo fueron los ataques nucleares. El problema, no obstante, es doble: primero, porque pareciera que otro tipo de armas o acciones violentas son permisibles mientras no se utilice armas químicas; y segundo, porque esta misma opinión pública puede terminar apoyando medidas basadas no necesariamente en información sólida con tal de impedir el uso de las mismas.

¿Cómo se creó esta opinión pública hacia las armas químicas? Es una historia que tiene más de un siglo, dado que estas armas se han usado en diversos contextos pese a que se han reforzado las convenciones para prohibirlas. En “La sombra de Ypres”, se hace un recuento suscinto de los debates alrededor del uso o prohibición de las armas químicas en el siglo XX. Como lo señala el texto, si bien lo que ha predominado en estas décadas ha sido su prohibición, ello no ha impedido que sean utilizadas, primero por estados y luego por grupos políticos y religiosos. Además, el que se busque excluir este tipo particular de armas no significa que las demás deban necesariamente ser toleradas porque sus efectos sean menos chocantes, cuando al final el propósito de las armas, sean químicas o no, es el mismo.

Leer más
Especiales

Convocatoria de Revista Andina para artículos y reseñas

revista_andina_cabecera

Revista Andina tiene el agrado de invitar a los investigadores e investigadoras que trabajan sobre el área andina desde diversas disciplinas a enviar sus colaboraciones en la forma de artículos o reseñas para los próximos números 53 y 54.

Revista Andina, la publicación anual del Centro Bartolomé de las Casas (Cusco), cuyo primer número apareció en 1983, acaba de editar el número 51 (2011), y la Tabla de Contenidos puede verse en este enlace. Asimismo, se ha implementado un nuevo website, donde pueden acceder a información diversa como el Comité Editorial, Comité Científico así como a las Tablas de Contenidos de los números anteriores.

Los plazos finales de envío de las colaboraciones para ser sometidas a evaluación son 03 de marzo de 2014 (n. 53) y 15 de agosto de 2014 (n. 54).

Los ensayos deben ser enviados al Director, Dr. Martín Monsalve, al siguiente correo electrónico: revista.andina@apu.cbc.org.pe A este mismo correo pueden remitirse si tuviesen dudas o consultas sobre la convocatoria. Las reseñas deben ser enviadas al Editor de Reseñas, Dr. Charles Walker: cfwalker@ucdavis.edu

A continuación, se incluyen las normas de presentación para el envío de las colaboraciones.

Leer más
Especiales

Independencia, investigación académica y difusión histórica: el caso norteamericano

independencia_investigacion_cabecera

La reciente celebración de los Bicentenarios de los países latinoamericanos generó una cantidad innumerable de estudios en torno a dicha coyuntura. Congresos, compilaciones, homenajes, artículos, dossiers, websites, posts y toda forma conocida de producción fue desplegada, en un intento por poner en el centro del debate los difíciles y turbulentos años de la transición de colonias a repúblicas. Si bien el Bicentenario de gran parte de estos países ya es cosa del pasado, los estudios referidos a la coyuntura no han desaparecido del todo.

Este es un buen momento para plantear un balance de estos estudios: ¿Qué ha quedado de esa inmensa producción? ¿Cuáles son las ideas centrales que han cambiado nuestra forma de entender las Guerras de Independencia? ¿Sabemos más y mejor sobre los hombres y mujeres que pelearon para crear nuevas repúblicas en nuestra región? No soy experto en la época, pero a riesgo de equivocarme puedo señalar que no ha habido una “gran idea” que dirija los debates en torno a la Independencia durante el Bicentenario. La última “gran idea” fue planteada no en este último Bicentenario sino hace unos veinte años por Francois-Xavier Guerra, cuando cambió nuestra forma de entender este proceso, al colocar el marco de estudio en la hasta entonces obscura coyuntura de las Cortes de Cádiz.

Pero el propósito del post no está dirigido sobre el balance de estos recientes estudios, que otros colegas realizarán con más autoridad, sino un aspecto complementario que se desprende del artículo que va a continuación: ¿Cómo se transmite el conocimiento académico especializado hacia una audiencia más amplia? Eric Herschthal, profesor del Departamento de Historia de la Universidad de Columbia (EEUU) examina esta problemática a partir de una reseña triple de libros de divulgación que aparecieron con motivo del 4 de julio, fecha de la Independencia norteamericana. Este post puede permitir llevar la discusión al caso latinoamericano para examinar en dónde está el cuello de botella entre el conocimiento especializado y la difusión de esta información a través de best-sellers o textos escolares.

Leer más
Especiales Historiadores

El legado de Jorge Rafael Videla y la guerra sucia en Argentina

legado_videla_cabecera

Todos los dictadores mueren. Tarde o temprano. Quizás no en las mismas condiciones que sus víctimas y quizás no todos cumpliendo sentencia, pero su muerte es un indicador de cómo cada sociedad ha lidiado con el periodo posterior a sus mandatos buscando llevar a los responsables ante la justicia. El caso de Jorge Rafael Videla (1925-2013) es uno de esos casos en el que el responsable de haber dirigido un régimen autoritario y sangriento, como fue el que le toco vivir a los argentinos por casi siete años, fue enviado a la cárcel con sentencia de por vida. Y ahí murió, sin que nadie lo llore y humillado por la forma en que se despidió de este mundo: en el baño de su celda, según dicen, aquejado por un problema estomacal a sus 87 años de edad. Su funeral fue discreto, a diferencia del de Pinochet, y si hubo quien lamentó su partida, además de sus familiares, debieron ser simpatizantes que lo hicieron en privado.

La muerte de Videla no va a pasar desapercibida. Su fallecimiento, y las circunstancias en las que este se produjo, van a tener repercusiones en la región, donde el tema de la impunidad acecha a Guatemala y Perú. Lo que parecía ser el triunfo de la justicia en Guatemala con una sentencia ejemplar al ex-dictador Efraín Ríos Montt ha pasado a un estado de perplejidad ante la noticia de la anulación de dicha sentencia por crímenes cometidos contra la población ixil. En Perú, por otra parte, la agrupación política y la familia de Alberto Fujimori han vuelto a levantar el tema del indulto al ex-Presidente, buscando presionar al actual mandatario Ollanta Humala y convencer a la opinión pública de la difícil condición en la que se encuentra Fujimori.

En el presente ensayo, el historiador argentino Federico Finchelstein arriesga un balance del legado de Videla situándolo en un contexto de alta politización y dentro del esquema de reinvención kirchnerista. Finchelstein es conocido por sus investigaciones sobre el fascismo en Argentina y por su libro Transatlantic Fascism (Duke, 2009) [Google Books] donde estudia precisamente las raíces autoritarias de la Junta que gobernó Argentina entre 1976 y 1983.

Leer más
Especiales

El engaño de la austeridad

austeridad_peligro

Quizás lo peor que podría ocurrirle a un paciente de alto riesgo en tratamiento intensivo es enterarse, por medio de la prensa, que el remedio que se le ha aplicado y que se considera no solo el más apropiado, sino el único para mantenerlo con vida, tiene errores. O, para ponerlo de otra manera, que ese remedio es un fraude. Algo similar ha venido ocurriendo desde hace unas semanas, cuando Thomas Herndon y otros dos investigadores de la Universidad de Massachussets han cuestionado la data y la metodología usada por dos  economistas de la Universidad de Harvard, Carmen Reinhart y Kenneth Rogoff, cuyo trabajo habría servido de soporte científico a las medidas de austeridad para combatir la actual recesión en muchos países.

Aun cuando ambos economistas se han defendido y han señalado que se les ha atacado de manera “virulenta”, el daño está hecho. Las implicancias que este cuestionamiento tendrá no solo en las investigaciones académicas sino en las políticas fiscales sobre cómo enfrentar la crisis están por verse, pero ya se puede predecir que reducir gastos y afectar las políticas de bienestar o los salarios en nombre de la recuperación económica no será algo muy bien visto en los próximos meses. Hay por lo menos dos razones por las cuales este debate debería ser del interés de los historiadores. Primero, porque Reinhart y Rogoff basan su argumento en data histórica, reuniendo datos de 44 países en un lapso de tiempo de doscientos años. Segundo, porque esto está llevando a reevaluar episodios del pasado en base a la premisa de que la aplicación de la austeridad no solo es un error que puede corregirse sino que es peligrosa, tanto para el país que sigue la receta como para el resto del mundo.

¿Es muy pronto aún para descartar una política económica en base a un error en una investigación? En su reciente edición, Foreign Affairs pareciera dar una respuesta al acelerado desprestigio de esta receta económica al hacer eco de este revisionismo histórico. En un extenso ensayo, Mark Blyth, profesor de Política Económica Internacional y autor de Austerity: The History of a Dangerous Idea (2013), realiza un análisis del siglo XX  y señala cómo la aplicación de recortes solo complicaron las cosas en diversas partes del planeta. Una de las partes más peculiares de este análisis de Blyth es el rol que le asigna a la austeridad en las décadas de 1920 y 1930 y que llevaría a un mismo trágico resultado: la Segunda Guerra Mundial.

 

Leer más
1 4 5 6 7 8 32