Category : Especiales

Especiales Historiadores

El legado de Jorge Rafael Videla y la guerra sucia en Argentina

legado_videla_cabecera

Todos los dictadores mueren. Tarde o temprano. Quizás no en las mismas condiciones que sus víctimas y quizás no todos cumpliendo sentencia, pero su muerte es un indicador de cómo cada sociedad ha lidiado con el periodo posterior a sus mandatos buscando llevar a los responsables ante la justicia. El caso de Jorge Rafael Videla (1925-2013) es uno de esos casos en el que el responsable de haber dirigido un régimen autoritario y sangriento, como fue el que le toco vivir a los argentinos por casi siete años, fue enviado a la cárcel con sentencia de por vida. Y ahí murió, sin que nadie lo llore y humillado por la forma en que se despidió de este mundo: en el baño de su celda, según dicen, aquejado por un problema estomacal a sus 87 años de edad. Su funeral fue discreto, a diferencia del de Pinochet, y si hubo quien lamentó su partida, además de sus familiares, debieron ser simpatizantes que lo hicieron en privado.

La muerte de Videla no va a pasar desapercibida. Su fallecimiento, y las circunstancias en las que este se produjo, van a tener repercusiones en la región, donde el tema de la impunidad acecha a Guatemala y Perú. Lo que parecía ser el triunfo de la justicia en Guatemala con una sentencia ejemplar al ex-dictador Efraín Ríos Montt ha pasado a un estado de perplejidad ante la noticia de la anulación de dicha sentencia por crímenes cometidos contra la población ixil. En Perú, por otra parte, la agrupación política y la familia de Alberto Fujimori han vuelto a levantar el tema del indulto al ex-Presidente, buscando presionar al actual mandatario Ollanta Humala y convencer a la opinión pública de la difícil condición en la que se encuentra Fujimori.

En el presente ensayo, el historiador argentino Federico Finchelstein arriesga un balance del legado de Videla situándolo en un contexto de alta politización y dentro del esquema de reinvención kirchnerista. Finchelstein es conocido por sus investigaciones sobre el fascismo en Argentina y por su libro Transatlantic Fascism (Duke, 2009) [Google Books] donde estudia precisamente las raíces autoritarias de la Junta que gobernó Argentina entre 1976 y 1983.

Leer más
Especiales

El engaño de la austeridad

austeridad_peligro

Quizás lo peor que podría ocurrirle a un paciente de alto riesgo en tratamiento intensivo es enterarse, por medio de la prensa, que el remedio que se le ha aplicado y que se considera no solo el más apropiado, sino el único para mantenerlo con vida, tiene errores. O, para ponerlo de otra manera, que ese remedio es un fraude. Algo similar ha venido ocurriendo desde hace unas semanas, cuando Thomas Herndon y otros dos investigadores de la Universidad de Massachussets han cuestionado la data y la metodología usada por dos  economistas de la Universidad de Harvard, Carmen Reinhart y Kenneth Rogoff, cuyo trabajo habría servido de soporte científico a las medidas de austeridad para combatir la actual recesión en muchos países.

Aun cuando ambos economistas se han defendido y han señalado que se les ha atacado de manera “virulenta”, el daño está hecho. Las implicancias que este cuestionamiento tendrá no solo en las investigaciones académicas sino en las políticas fiscales sobre cómo enfrentar la crisis están por verse, pero ya se puede predecir que reducir gastos y afectar las políticas de bienestar o los salarios en nombre de la recuperación económica no será algo muy bien visto en los próximos meses. Hay por lo menos dos razones por las cuales este debate debería ser del interés de los historiadores. Primero, porque Reinhart y Rogoff basan su argumento en data histórica, reuniendo datos de 44 países en un lapso de tiempo de doscientos años. Segundo, porque esto está llevando a reevaluar episodios del pasado en base a la premisa de que la aplicación de la austeridad no solo es un error que puede corregirse sino que es peligrosa, tanto para el país que sigue la receta como para el resto del mundo.

¿Es muy pronto aún para descartar una política económica en base a un error en una investigación? En su reciente edición, Foreign Affairs pareciera dar una respuesta al acelerado desprestigio de esta receta económica al hacer eco de este revisionismo histórico. En un extenso ensayo, Mark Blyth, profesor de Política Económica Internacional y autor de Austerity: The History of a Dangerous Idea (2013), realiza un análisis del siglo XX  y señala cómo la aplicación de recortes solo complicaron las cosas en diversas partes del planeta. Una de las partes más peculiares de este análisis de Blyth es el rol que le asigna a la austeridad en las décadas de 1920 y 1930 y que llevaría a un mismo trágico resultado: la Segunda Guerra Mundial.

 

Leer más
Especiales

¿Era necesario Stalin para conseguir la industrialización de Rusia?

stalin_industrializacion_cabecera

La pregunta “¿Era necesario Stalin?”, postulada en un reciente paper por los economistas Anton Cheremukhin of the Dallas Fed, Mikhail Golosov of Princeton, Sergei Guriev of the New Economic School in Moscow, and Aleh Tsyvinski of Yale, suena un tanto amarga a primera vista. Obviamente, nada puede hacer que se considere “necesario” al más grande asesino del siglo XX.

Pero si consideramos el crecimiento de Rusia desde el estancamiento económico agrario a un poder industrial que fue capaz de competir con Estados Unidos y de enviar seres humanos al espacio exterior en apenas cuatro décadas, vale la pena considerar si el mismo resultado hubiese sido posible sin Stalin. Los autores intentan hacer esto desarrollando un modelo contrafáctico sobre cómo la economía rusa se habría desarrollado de continuar en la misma trayectoria que tenía antes de 1918.

Los autores señalan que la economía rusa no estaba precisamente en estancamiento durante el último zar. Los esfuerzos por industrializarla se habían venido dando desde la abolición de la servidumbre en 1861 y se habían acelerado en el temprano siglo XX con las reformas introducidas por el Primer Ministro Pyotr Stolypin incluían la adopción del patrón oro, inversión en ferrocarriles y el incentivo para incrementar las exportaciones. El PBI per capita creció 1.91% entre 1885 y 1913.

La productividad económica fue arrasada por la Primera Guerra Mundial y la revolución, y solo en 1928 se pudo retornar a los niveles previos a la Revolución, siguiendo las limitadas reformas de mercado de la NEP de Lenin. El PBI y los niveles de industrialización se incrementaron considerablemente bajo Stalin.

Leer más
Especiales

Adiós a los nazis

adios_nazis

Pocos términos empleados de manera regular en la escritura histórica han sufrido de tanto abuso como el término “nazi”. Cuando menos ha sido un término que ha representado un persistente desafío para generaciones de estudiantes que cayeron en la trampa de escribir dicho término de muchas formas y variantes. Se ha vuelto una práctica tan extendida que el error se beneficia de una creciente inercia lingüística. Pronto será designado como una anomalía con la que es posible convivir, como el mal uso de “impacto” como si este fuese un verbo (por ejemplo, “Los nazis impactaron el sistema político alemán”.

A decir verdad este es el menor de los problemas. El asunto de fondo es el uso indiscriminado del término “nazi” para describir cualquier cosa relacionada con las instituciones alemanas o el comportamiento en los años de dictadura entre 1933 y 1945.

Es común escuchar sobre “el ejército nazi”, o las “fuerzas armadas nazis”, o “las atrocidades nazis” o “la economía nazi” como si todo en Alemania durante el mandato de Hitler hubiese sido nacional-socialista. El resultado es una absoluta falta de precisión histórica. “Nazi” se convierte en una abreviatura que oscurece más de que lo explica. Los historiadores que escriben sobre la Unión Soviética durante Stalin no describen sus características como “los rojos esto” “los rojos aquello”, del mismo modo que los historiadores de la Gran Bretaña en el periodo entreguerras no hablan sobre los “Tories” y los “izquierdistas” en vez de hablar sobre el Partido Conservador y el Partido Laborista.

El término “Nazi” surgió en los años 1920 cuando se buscó una forma de simplificar el extenso nombre del Partido Nacional Socialista de los Trabajadores Alemanes (NSDAP). Fue usado principalmente por los enemigos del régimen y nunca por el régimen en sí. El término “nazi” o “los nazis” tenía connotaciones negativas: era usado como una forma rápida de describir un movimiento comúnmente asociado en la mente de los críticos extranjeros de izquierda con gobiernos autoritarios, terror estatal, campos de concentración y el asalto a los valores culturales de Occidente. Los psicólogos incluso sugieren que existió algo así como la “mente nazi” para explicar por qué los miembros del partido eran tan brutales y agresivos. El término, entonces y ahora, estaba cargado de significado.

Leer más
Especiales

¿Cuántos esclavos llegaron a los Estados Unidos?

Quizás usted, como yo, fueron criados pensando en la experiencia de la esclavitud en términos de nuestros ancestros negros en los Estados Unidos. En otras palabras, la esclavitud fue acerca de nosotros, desde Crispus Attucks y Phllips Wheatley, Benjamin Banneker and Richard Allen, hasta Harriet Tubman, Sojourner Truth y Frederick Douglass. Piense en esto como una parte de lo que creemos es el excepcionalismo afro-americano. (En otras palabras, si “la Experiencia Negra” es sobre los afro-Americanos). Bueno, piénselo otra vez.

El análisis más completo de los buques que transportaban esclavos es el Trans-Atlantic Slave Trade Database, editado por los profesores David Elits y David Richardson. (Si bien los editores son cautelosos en decir que las cifras ahí presentadas son estimados, yo creo que se trata de los mejores estimados que tenemos en el campo del tráfico de esclavos). Entre 1525 y 1866, en toda la historia del tráfico esclavista al Nuevo Mundo, de acuerdo al Trans-Atlantic Slave Trade Database, 12.5 millones de africanos fueron embarcados al Nuevo Mundo. 10.7 millones sobrevivieron la travesía, desembarcando en América del Norte, el Caribe y América del Sur.

Leer más
1 4 5 6 7 8 31