Especiales

¿Qué es el APRA?

Compartir en Facebook
Twittear
Share on Google+
Share on LinkedIn
Pin to Pinterest
Share on StumbleUpon
+

Retomando el nombre del artículo fundacional escrito por Haya de la Torre en los años veinte, Alberto Vergara examina la situación actual del partido de la estrella y la difusa relación entre la cúpula dirigencial, el líder del partido y las bases. El texto se basa en una serie de entrevistas a líderes locales y regionales del partido, los cuales dan su opinión sobre las expectativas ante el próximo congreso nacional.

Siendo el partido más antiguo del país y habiendo sido elegido para gobernarnos hasta el próximo año, el texto de Vergara nos ayudan a preguntarnos sobre lo que queda del APRA original, de sus lineamientos y su mensaje. Sorprenderá que para algunos miembros del partido, lo que hace el gobierno en la actualidad se aleja completamente de lo que proponía Haya en un primer momento, por más acrobacias verbales y escritas que se pretenda hacer.

En medio del debate producido por la publicación del libro de Nelson Manrique, el texto de Vergara complementa la visión histórica y le otorga la dimensión política actual, la misma que nos permite trazar un arco desde la fundación del partido hasta las proyecciones que tiene para las siguientes elecciones.


¿Qué es el APRA?
 
¿Cuál es la situación del partido más añejo de la política peruana? ¿Conserva la vieja vitalidad o es solo una sigla vendedora? ¿Quiénes se disputan agriamente el poder en su interior? A continuación, un diagnóstico ad portas de su vigésimo tercer congreso nacional en marzo próximo, en el que se elegirá a las nuevas autoridades partidarias.
 
“Nadie tiene derecho a dividir al APRA”, sentenció severamente el presidente Alan García el domingo 2 de agosto del año pasado al conmemorar el trigésimo aniversario de la muerte de Víctor Raúl Haya de la Torre en Villa Mercedes, la mítica casa del líder fundador en Ate Vitarte. La militancia y los líderes recibieron la advertencia en silencio. Luego de que le preguntara a una decena de líderes apristas de distintos niveles a quién aludía el Presidente con dicha frase, ninguno se animó a dar un nombre. En público nadie ha celebrado la advertencia ni, menos aun, la ha criticado. No hubo comentario alguno. Y, sin embargo, todos saben que el compañero Presidente divide y reina en el partido. La mayoría podría señalarle que él dividió al APRA al imponer en el 2004 una secretaría colegiada con tres secretarios generales (Mercedes Cabanillas, Mauricio Mulder y Jorge del Castillo), destinada a impedir que un solo cacique se hiciera de la máquina partidaria. Todos saben que García infla y desinfla liderazgos, que contrapone a dirigentes de uno y otro bando para que nadie acumule mucho poder. Todos lo saben, pero no hay un solo audaz que desenvaine el dedo índice. De eso se trata la frase de García: de desafiarlos a todos y a ninguno en particular. Y, entonces, con una simple frase, Zeus ratifica que ni el más pintado de los mortales tiene las agallas para encararlo. Le ha bastado de una fría mañana limeña para confirmar que en el partido todo está bajo control. Pasará un buen tiempo hasta que el Presidente vuelva a ocuparse del partido.

 
Leer artículo completo aquí

Imagen tomada de aquí

Compartir en Facebook
Twittear
Share on Google+
Share on LinkedIn
Pin to Pinterest
Share on StumbleUpon
+
José Ragas
Soy Ph.D. en Historia por la Universidad de California, Davis y Mellon Postdoctoral Fellow en el Departament of Science & Technology Studies en Cornell University. Mi investigación se centra en la formación de sistemas biométricos y tecnologías de identificación. Para conocer más sobre mis investigaciones, pueden visitar mi perfil o visitar mi website personal: joseragas.com.
También te puede interesar
Mariana Mould de Pease. De la ética y la moral de la preservación del patrimonio cultural
Cómo redactar párrafos en textos académicos