Especiales Historiadores

Memorias en disputa: María Elena Moyano y el uso político del recuerdo

Compartir en Facebook
Twittear
Share on Google+
Share on LinkedIn
Pin to Pinterest
Share on StumbleUpon
+

El último número de A Contracorriente (invierno de 2010) trae un excelente artículo de Jo Marie Burt titulado “Los usos y abusos de la memoria de María Elena Moyano”, en el que explica el proceso de construcción de la imagen de la lideresa María Elena Moyano luego de ser salvajemente asesinada por Sendero Luminoso en 1992, como respuesta al desafío que ella había planteado a esta agrupación terrorista, la cual pretendía cooptar el distrito de Villa El Salvador.

El artículo presenta de manera clara cómo la memoria es recreada a diversos niveles, desde el político hasta el cine, sin que esto impida su aprovechamiento con fines políticos, especialmente por el ex presidente Fujimori, quien trató de reinventarse como el artífice de la victoria contra el terrorismo, lo cual no pasa de ser una falsa imagen. Asimismo, otros actores aprovecharon el legado de MEM con fines personales, mientras en el proceso mutilaban la biografía política de MEM y omitían convenientemente su pasado como crítica de las reformas económicas del Gobierno o su cercanía con la izquierda.
 
El legado de MEM y la posterior reivindicación de su memoria es parte de la tarea que nos corresponde continuar, sobre todo ahora que la construcción del museo de la memoria sigue avanzando.

 
 
Los usos y abusos de la memoria de María Elena Moyano
  
El 15 de febrero de 1992, un escuadrón de aniquilamiento de Sendero Luminoso asesinó a María Elena Moyano, reconocida dirigente comunitaria y teniente alcaldesa de Villa El Salvador, distrito popular del Cono Sur de Lima. Sendero Luminoso inició su llamada “guerra popular prolongada” contra el Estado peruano en 1980, y sus tácticas incluían ataques no sólo a representantes del Estado o a miembros de la burguesía peruana, sino también a dirigentes de organizaciones populares y de partidos de la izquierda, a quienes consideraban un obstáculo para la conquista del poder vía la revolución armada. En la medida que Sendero iba ganando terreno en Lima y atacando a dirigentes de organizaciones comunitarias como sindicatos, clubs de madres y comedores populares, Moyano comenzó a criticar, cada vez con más severidad, a la organización subversiva. Sus declaraciones repercutieron mucho en los medios de comunicación, no sólo porque era una mujer de un distrito popular, sino también porque pocas personas se atrevían a enfrentar con tanta claridad a Sendero Luminoso. Su muerte ocurrió al día siguiente de un paro armado declarado por Sendero Luminoso en Lima,y que ella intentó contrarrestar con una marcha por la paz.
 
Preocupada por el avance de Sendero Luminoso en Villa El Salvador, especialmente entre las filas de las organizaciones de mujeres, María Elena Moyano jugó un rol decisivo en la organización de diversas iniciativas para frenar la presencia senderista en el distrito. Había trabajado estrechamente con estas organizaciones desde mediados de los años ochenta como co-fundadora y ex presidenta de la Federación Popular de Mujeres de Villa El Salvador (FEPOMUVES). Como dirigente de la FEPOMUVES, Moyano criticaba enérgicamente los programas de austeridad del gobierno, por considerar que éstos exacerbaban la pobreza y la desigualdad y estimulaban la violencia en el país. Ella organizó numerosas marchas de protesta exigiendo mayor apoyo por parte del Estado para los comedores populares, el Programa del Vaso de Leche, y otros programas sociales. Pero para Sendero Luminoso, organizaciones como FEPOMUVES sólo ofrecían paliativos a los pobres urbanos del Perú y representaban una forma peligrosa de revisionismo que socavaba la revolución.

 
Leer artículo completo aquí

Compartir en Facebook
Twittear
Share on Google+
Share on LinkedIn
Pin to Pinterest
Share on StumbleUpon
+
José Ragas
Soy Ph.D. en Historia por la Universidad de California, Davis y Mellon Postdoctoral Fellow en el Departament of Science & Technology Studies en Cornell University. Mi investigación se centra en la formación de sistemas biométricos y tecnologías de identificación. Para conocer más sobre mis investigaciones, pueden visitar mi perfil o visitar mi website personal: joseragas.com.
También te puede interesar
La historia peruana en Chile. Entrevista a Pablo Whipple
Conversatorio: Blogs. Imagen, historia y sociedad
  • Pingback: Entre arenas y esteras | Articulos()

  • http://memoriasdelaguerracnsenderoluminoso.blogspot.com Carlos Tejaas

    Memoria para que no se repitan esas situaciones espantosas, responsabilidad de todos. Hace poco leí un libro bastante aleccionador sobre aquellos terribles días donde el cabecilla terrrista Abimael Guzman tiño de sangre y dolor el Peru, se llama “Memorias de la Guerra con Sendero Luminoso”, espero que les sirva.
    http://memoriasdelaguerraconsenderoluminoso.blogspot.com