Especiales Historiadores

¿Y dónde está el archivo?

Compartir en Facebook
Twittear
Share on Google+
Share on LinkedIn
Pin to Pinterest
Share on StumbleUpon
+

En una decisión que ha causado sorpresa y consternación, el Gobierno ha procedido a desmembrar el Archivo General de la Nación y fusionar la parte correspondiente a la Dirección del Archivo histórico del AGN con el Instituto Nacional de Cultura.

Más que una mera fusión nominal, el artículo 2 estipula que el siguiente paso es una transferencia de los bienes muebles e inmuebles, en un plazo no mayor de 90 días.

Si bien es cierto que uno de los pedidos más insistentes fue el de dotar de cierta autonomía al sistema de Archivos nacionales, y en especial al AGN (dependiente del Ministerio de Justicia, en cuyo sótano estuvo ubicado originalmente), no sé si la fusión con el INC -¿absorbido a su vez, en un futuro próximo, con un Ministerior de la Cultura?- vaya a ser la mejor solución a este problema.

¿Qué tanto va a afectar esta fusión a un archivo que es uno de los más importantes del país y a la vez uno de los más abandonados? El documento nada dice de un posible nuevo local como tampoco se ha emitido algún documento que permita tener la garantía de que los documentos no van a correr una peor suerte de la que han tenido.

Y ya que estamos en esto, ¿alguien le podría decir al INC que la digitalización de documentos ya no es tan complicada y costosa como antes?

Inserto algunos documentos para entender esta fusión:

 
Documento 1: Decreto Supremo (Descargar aquí)

 
Documento 2: Documental de Panamericana TV sobre el AGN (24 de noviembre de 2009)


 
 

Documento 3: “Duelo archivístico”, por Ruth Elena Borja

Realmente es indignante lo que se pretende hacer con nuestro AGN.

Ante la dación del Decreto Supremo Nº 003-2010-ED, publicado en el Diario El Peruano, el día sábado 16 de enero del 2010,  debemos declararnos en duelo archivístico por que se está matando al AGN y con ello entramos a la época de la amnesia.

Con esta norma se pretende dar la estocada de muerte a una institución que es un referente normativo en el ámbito archivístico latinoamericano.

La última vez que visite el AGN (Palacio de Justicia) sentí un dolor muy fuerte por que en los ojos de mis amigos de años, se notaba la tristeza, la angustia y la desazón  ante el futuro nada halagüeño.

Hace años, los trabajadores del AGN se hallan sumidos en sueldos de hambre, con su dignidad menoscabada por los continuos recortes presupuestales. Ahora, pareciera que sobre el AGN se posa el manto negro del olvido y el abandono.

¿Vamos a dejar que todo lo avanzado por tantos archiveros se desarme por antojos y miradas mezquinas?

Por ello, todos los archiveros de Lima debemos mostrar nuestra solidaridad y compromiso con los archiveros del AGN.

¡No al cercenamiento del AGN! ¡Archiveros, defendamos al AGN!
Lic. Ruth  Elena Borja Santa Cruz

Lima, 20 de enero del 2010

 

Documento 4: Carta abierta de César Gutiérrez Muñoz (vía Twitter de El Morsa y CEPES Rural).

Señor Director:

El Archivo General de la Nación cumplirá ciento cincuenta años de creación el 15 de mayo de 2011. Pero llegará desmembrado a su aniversario, sin ánimo alguno para el merecido festejo y la necesaria evaluación posterior del trabajo realizado. El Gobierno acaba de cercenarlo –lo partió en dos, así ¡zas!– con el Decreto Supremo N° 003-2010-ED, publicado el sábado 16 de enero en el diario oficial “El Peruano” (p. 411319-411321), que dispone que una parte de él, la más característica y la más representativa de su entidad institucional, pase con todo (¿también con sus archiveros y otros colaboradores?) a la jurisdicción del Instituto Nacional de Cultura. Me refiero a la Dirección Nacional de Archivo Histórico (que no solo sirve mucho y bien a los investigadores, sino al público en general). Es un gran retroceso en la archivística peruana y un hecho inédito en la archivística mundial: ¿A quién se le ocurrió mutilar el primer Archivo del país y cabeza del Sistema Nacional de Archivos? Sin duda, estamos ante una barbaridad sin nombre. Y pensar que en el Plan de Gobierno del Partido Aprista Peruano 2006-2011, en el numeral 133, se prometió: “Modernizar y hacer eficiente el Archivo General de la Nación”. Promesa incumplida y, ahora, no viable. Estamos decepcionados, pero no vencidos.

Muchas gracias por su atención,

César Gutiérrez Muñoz DNI 07909577 Archivero Miembro de la Academia Nacional de Historia

Obtenido de “http://elmorsa.com/wiki/index.php/La_desmembraci%C3%B3n_del_Archivo_General_de_la_Naci%C3%B3n

 

Links varios sobre la situación de los archivos en el Perú:

Por la memoria histórica. Manifiesto en defensa de nuestro patrimonio documental. Leer aquí

Patrimonio en peligro: el robo de libros de la Biblioteca Nacional del Perú. Leer aquí

¿A quién le importan los archivos? Leer aqui

Compartir en Facebook
Twittear
Share on Google+
Share on LinkedIn
Pin to Pinterest
Share on StumbleUpon
+
José Ragas
Soy Ph.D. en Historia por la Universidad de California, Davis y Mellon Postdoctoral Fellow en el Departament of Science & Technology Studies en Cornell University. Mi investigación se centra en la formación de sistemas biométricos y tecnologías de identificación. Para conocer más sobre mis investigaciones, pueden visitar mi perfil o visitar mi website personal: joseragas.com.
También te puede interesar
(Nuevos) Combates por la Historia
El legado del fujimorismo
  • ivan

    Limitaciones del D.S. 003-2010-EDU y su afectación a la legislación archivística y al Archivo General de la Nación

    El último sábado 16 de enero, salió publicado en el Diario El Peruano la norma mencionada en el encabezado, mediante la cual, sin ningún estudio técnico previo y de manera inconsulta con el propio Archivo General de la Nación (AGN), se determina fusionar la Dirección Nacional de Archivo Histórico (DNAH), actual órgano de línea del AGN, con el Instituto Nacional de Cultura (INC).

    Las funciones y competencias tanto del Sistema Nacional de Archivos como del AGN, están prescritas principalmente en la Ley 25323, “Ley del Sistema Nacional de Archivos” (1991), y su Reglamento (1992), y en la Ley 28296, “Ley General del Patrimonio Cultural de la Nación” (2004), y su Reglamento (2006).

    En cuanto a la primera Ley, se menciona claramente que el Sistema Nacional de Archivos (SNA) se creó para garantizar la defensa, conservación, organización y servicio del Patrimonio Documental de la Nación (Art. 1º). Además, en esta misma Ley, se indica que corresponde al Archivo General de la Nación proponer la política nacional en materia archivística (Art. 5º).

    Asimismo, en el Reglamento de la Ley del SNA, se añade que corresponde al SNA emitir normas sobre la protección y defensa del Patrimonio Documental de la Nación (Art. 7º), y en cuanto al AGN le otorga, entre otras funciones, la de defender, conservar y organizar el Patrimonio Documental de la Nación que (tiene en) custodia (léase, la documentación de la DNAH). Además, es en esta norma, que se define la estructura del AGN, donde figura como uno de sus principales órganos de línea, la DNAH (Art. 11º).

    De otro lado, en la Ley General del Patrimonio Cultural de la Nación (28296), se definen claramente los ámbitos de competencia de los tres entes culturales del país: el Instituto Nacional de Cultura (bienes muebles e inmuebles y museos), la Biblioteca Nacional (libros) y el AGN (documentos) (Art. 19º), lo cual es ratificado en el Reglamento de esta misma Ley, donde se señala la existencia de los tres entes rectores mencionados (Art. 5º) e indicándose además que los documentos de archivo deben ser administrados por una unidad orgánica de archivos dependiente técnica y normativamente del AGN (Art. 70º).

    Sin embargo, mediante el Decreto Supremo en cuestión, se pretende desconocer los alcances de las Leyes aludidas y que se encuentran vigentes. Al margen inclusive de que la norma mencionada es de un rango jerárquico inferior, lo cual ya de por sí la hace inconstitucional, existen un conjunto de argumentos falaces e inexactitudes que se presentan como sostén de la norma, los que ponen en evidencia el total desconocimiento sobre la materia de aquellos quienes pretender asumir el control del Patrimonio Documental de la Nación.

    Sus autores mencionan por ejemplo que, en tanto el INC tiene a cargo la política cultural del país y la facultad de calificar un bien como patrimonio cultural y patrimonio histórico, determinan que existe “afinidad de funciones” por lo que, sin más, se decreta que se fusione la DNAH con el INC, sin respetar los respectivos ámbitos de competencia institucionales otorgados por Ley. Cabe mencionar que las funciones que el AGN realiza a través de la DNAH no se limitan a calificación de documentos como Patrimonio Documental Archivístico, sino que tiene, como ya se indicó, asignada la formulación de la política nacional en materia de archivos, función totalmente ajena al INC.

    Sin embargo, además de todo ello, sorprende el apresuramiento con el que se ha actuado, sin que se haya realizado previamente ninguna consulta técnica como ameritaba el caso, teniendo en cuenta la naturaleza del Patrimonio y los riesgos que implican los traslados no planificados y sin haber previsto plazos razonables (se disponen tan sólo de 90 días calendario para el traslado de los documentos históricos). La DNAH del AGN conserva documentación desde 1533 hasta aproximadamente mediados del s. XX, los que hacen un total aproximado de 12,000 mts. lineales. ¿Estará el INC en condiciones de asumir toda esta documentación no siendo la institución con capacidad técnica ni operativa sobre la materia?.

    Esta norma además atenta directamente contra el proyecto de Ministerio de Cultura alcanzado por el propio Poder Ejecutivo, y que fue remitido a la Comisión de Cultura del Congreso de la República, al cercenar uno de los entes rectores de la cultura del país y quebrar en la práctica el Sistema Nacional de Archivos. En ese sentido, ¿qué razones o intereses personales habrían llevado a cometer esta barbaridad contra la archivos, que es donde reposa la memoria de nuestra nación?.

    Iván Caro Acevedo
    Historiador
    DNI 07617357

  • Se ha convocado para hoy, viernes 22 de enero, a partir de las 5 de la tarde ‘una vigilia’ frente al local de Palacio de Justicia, en el Centro de Lima, con la única finalidad de hacernos sentir la voz de protesta por el infelizmente conocido ‘DS 003-2010-ED’, que tanto desazón ha causado en aquellos que queremos lo mejor para el Sistema Nacional de Archivos y para nuestro patrimonio documental histórico.

    http://archiverosdelperu.blogspot.com/